¿Quiénes somos?

     Somos gentes del Maestrazgo, la tierra donde el silencio habla. El silencio, voz severa de los montes que forja el carácter de unos hombres acostumbrados a valorar el producto del trabajo de la tierra. Sabemos apreciar la textura de nuestras setas, el aroma de nuestras trufas, la intensidad de las carnes obtenidas unas veces de la caza y otras de la ganadería, ancestral actividad de nuestro pueblo y de la cual hemos hecho un arte.

 ¿Qué hacemos?

     Estamos acostumbrados a observar el lento discurrir de la naturaleza con sus estaciones, que una tras otra nos hacen llegar los frutos en su madurez, ofreciéndonos la intensa sutileza de sus sabores. Un mundo dulce, un mundo líquido, un mundo en su tenue salazón. Encontramos en la aridez de nuestra orografía los tesoros que esta esconde; escrutamos la tierra de nuestros carrascales en busca de nuestras trufas, el verdor de los pinares cuyo suelo alberga las distintas variedades micológicas, y donde hay agua, allí hacemos una huerta, con sus hortalizas de verano y sus verduras de invierno.
     Sabemos que hay que reservar el trabajo de la tibieza de las estaciones de tránsito y de las calendas veraniegas, para poder afrontar nuestros rigurosos inviernos, y es por esto por lo que hemos aprendido a conservar los distintos alimentos en su madurez óptima para poderlos disfrutar en cada momento.

 ¿Qué ofrecemos?

     No hemos podido resistir a la tentación de poner estos frutos a disposición del que los aprecie, y esto es lo que ofrecemos, porque nuestros productos son el resultado del trabajo de seleccionar y tratar artesanalmente los alimentos de nuestra tierra para que lleguen al consumidor en su estado óptimo. En definitiva, el resultado de un arte que se ha trasmitido de padres a hijos, que pone en manos de nuestros clientes los mejores frutos de una tierra tan cercana y a la vez tan desconocida como es el Maestrazgo.

  • calle morella
  • Morella 02
  • Morella 01
  • Morella 04