Los días de calor en verano suelen hacer que el apetito disminuya y que seamos más propensos a tomar líquidos y alimentos ligeros con el fin de refrescarnos y mantenernos hidratados. Por ello vamos a proponeros algunos acompañamientos líquidos para comer con las croquellanas, bien como aperitivo o si queréis hacer comidas menos copiosas.

Aunque se cocinan fritas o al horno, las croquetas morellanas tienen la ventaja de ser muy ligeras en todo su conjunto. Sus rellenos están cocinados y preparados con ingredientes naturales y de fácil digestión, mientras que la oblea exterior de la croqueta permite ese mordisco crujiente pero a la vez muy fino, muy lejos del típico rebozado denso de otras croquetas.

Por este motivo, las croquellanas son también perfectas para comer durante el verano.

Cómo acompañar las croquellanas en verano

En verano las croquetas morellanas ofrecen una combinación perfecta para el paladar con los siguientes alimentos frescos:

  1. Croquellanas con gazpacho. Con el tomate como protagonista, acompañado de otras verduras como el pepino y el pimiento, el gazpacho es una bebida ideal para tomar durante todo el año pero, sobre todo, en verano.
  2. Croquellanas con salmorejo. El salmorejo es algo más denso que el gazpacho y su receta básica a la andaluza incluye tomate, pan y aceite de oliva. Como veis, muy simple y riquísima con huevo duro y jamón.
  3. Croquellanas con crema fría de calabacín. El calabacín esta muy rico por sí solo tanto en invierno como en verano pero también es muy combinable con otros ingredientes por lo que puedes tomarte una crema de calabacín y yogur, calabacín y aguacate, calabacín y manzana ácida… Las combinaciones son innumerables. Todo depende del gusto de cada uno.
  4. Croquellanas con vichyssoisse. Esta crema maravillosa es muy suave y combina perfectamente con croquellanas tanto de carne como vegetales. Sus ingredientes principales son: puerro, cebolla, patata, leche y nata… una delicia.
  5. Croquellanas con crema de pepino, yogur y menta. Puedes elegir si la bebes en vaso o la tomas en plato con cuchara. Sea cual sea la opción, sus ingredientes unidos generan un sabor magnífico y una sensación de frescor inmediata.
  6. Croquellanas con batidos de frutas. Sin olvidarnos de las croquellanas dulces frías de requesón y almendra y de turrón, las bebidas dulces preparadas con diferentes frutas pueden ofrecer el almuerzo o la merienda perfectos para disfrutar del verano con el máximo frescor.

Como véis, estos platos son muy frescos, fáciles de tomar y de digerir, por lo que pueden conseguir una armonía perfecta con las diferentes croquellanas, ofreciendo comidas y cenas de lo más apetitosas y agradables para vosotros y para vuestros comensales. 😉

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies